Les desigualdades sociales empiezan a marcarse mucho en Luxemburgo

La Cámara de Empleados (Chambre de Salariés) ha presentado este lunes su análisis del panorama social en Luxemburgo. El análisis desvela que las desigualdades entre los hogares aumentan en muchas áreas, en los ingresos, el poder adquisitivo, el acceso a la salud…

Si bien el ingreso promedio de los hogares sigue siendo alto en comparación con los demás países de la Unión Europea (39.416 euros), la dinámica de progreso no es la misma para todos.

Los salarios bajos aumentaron “solo” 36% en 15 años, mientras que los grandes salarios han progresado 62%. Esto se debe particularmente a la presencia de contratos precarios de empleados que no tienen las armas para defender sus intereses. Los convenios colectivos también están menos desarrollados en estructuras pequeñas, lo que limita las posibilidades de defensa de los intereses de los trabajadores.

Como resultado directo de este análisis vemos el aumento en el poder adquisitivo es significativo para los empleados que ganan más (+ 5.9% desde 2010), pero marginal para los salarios bajos (+ 0.8% sobre la misma base- período). Lo que es más preocupante es que la tasa de riesgo de pobreza aumentó en un 7,8% entre 2015 y 2016. El 16,5% de los hogares se vieron afectados. Las familias monoparentales son mucho más vulnerables (46%).

Estas dificultades experimentadas por algunos hogares también se explican por el coste particularmente alto de la vivienda. En promedio, el alquiler representa el 28% de su ingreso disponible. El 29% de los hogares dicen que tienen dificultades para llegar a fin de mes, lo que obliga a muchos de ellos a hacer sacrificios.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*