El problema de la vivienda sigue ahí

Los alquileres son demasiado caros

Entre 2015 y 2016, los precios medios de vivienda en Luxemburgo aumentaron un 5,6%.
Los salarios se estancan y sin embargo los alquileres no para de subir. Esta es una situación particularmente difícil para los jóvenes recién titulados que a menudo tienen dificultades para encontrar vivienda a su alcance.

El mes pasado tuvo lugar un interesante debate entre jóvenes y  representantes políticos y de la comunidad. Aquí contamos algunso de los temas debatidos.

Sobre los jóvenes: Laurent Heyder, vicepresidente de la Asociación del Círculo de Estudiantes de Luxemburgo (CAOL) dijo que los estudiantes que reciben ayuda y viviendas del estado están menos preocupados: “La Universidad de Luxemburgo ofrece 1300 alojamientos para 6.000 estudiantes, lo que Según algunos es una buena proporción, ya que ni siquiera están ocupadas”. Sin embargo, los trabajadores jóvenes tienen menos opciones y se encuentran más fácilmente privados.

“Los jóvenes preparados ya para comenzar una vida independiente necesitan una vivienda asequible. Es difícil llegar a vivir cobrando el salario mínimo, y no se comienza tan fácilmente con un CDI”, dice Georges Andrade, responsable de dirigir la Wunnengshëllef.

Existen algunas ayudas financieras pero que la mayoría de las personas ni lo saben. Laurent Heyder dice que las asociaciones de estudiantes podrían promoverlas pero que los procedimientos son muy largos.

La Oferta

Marc Hansen, Ministro de Vivienda, se lava las manos y dice que ya está el servicio Info’Logement para responder a las preguntas de los futuros inquilinos. Pero para Daniel Dario, el problema es otro: “La demanda es mucho mayor que las estructuras existentes,” replica el representante del Acuerdo de Centros Gestores de jóvenes. “Si el Estado y los municipios no ayudan a los jóvenes, nadie puede hacerlo.”

Pitt Sietzen de Oficina Ejecutiva de la Conferencia General de Juventud de Luxemburgo (CGJL) dice “Debemos construir donde hay espacio y construir de una forma condensada cerca de infraestructuras y zonas verdes”

El Ministro anunció que ArcelorMittal les va a vender una construcción industrial abandonada. Algunos, con razón, se cuestionan  la seguridad de construir y vivir sobre restos metalúrgicos… Marc Hansen dice que es seguro.
En Wiltz se planea la construcción de 1.000 vivienda, y en Dudelange también se está preparando otras grandes obras. Pero al igual que Roma no se construyó en un día, “no podemos hacer todo en una noche y tomará algún tiempo. En Luxemburgo existe una brecha histórica entre la demanda y la oferta.

Compartir piso,¿ es la solución rápida?

Lógicamente dividir gastos siempre sale a cuenta.  Pero el aspecto legal de esta práctica sigue siendo inestable.  La vivienda y todos los que habitan en ella se consideran legamente como “hogar”  (un todo en 1) lo que puede crear problemas si uno de los compañeros pierde su trabajo, por ejemplo. Hay que construir un nuevo marco legal para este tipo de cohabitación.

Otros defienden que el que quiera alojamiento barato que salga de la ciudad, que en el Norte y otras comunas los precios de la vivienda son mucho más bajos. Pero el problema es que los lugares de trabajo están mayoritariamente en la capital y desgraciadamente el sistema de medios de transporte no es el suficiente y necesario para comunicar a los que viven fuera y trabajan en la ciudad.

Otros proponen agrandar las zonas de construcción, pero el Ministro defiende la zonas verdes…como si hubiera pocas en este país.

También se ha propuesto construir en altura, ya que en todas la ciudades hay grandes edificios menos aquí. Pero Marc Hansen no quiere que Luxemburgo se parezca a las famosas zonas HLM franceses.

¿Y qué hay de los alojamientos vacíos? La reforma fiscal de enero 2017 concede una reducción de impuestos a aquellos propietarios que alquilen sus viviendas vacías. Pero de momento debe ser que la reducción fiscal no es muy interesante comparado con el valor de la vivienda porque desde luego no ha habido un boom.

En 2016 se lanzó también la idea “Baulücken” que incita a las comunas a construir en aquellas parcelas vacías que están dentro de un barrio ya construido

En todo caso el Ministro dijo en la reunión que “No he venido aquí esta noche para prometer que dentro de 2 años, los precios han caído. El problema de la vivienda, no vamos a resolverlo en 2 o 4 años. Sin embargo, todos debemos aportar nuestro grano de arena y trabajar juntos.
Según él, los proyectos deben tener en cuenta las reflexiones de cada parte y no se pueden llevar a cabo tales trabajos haciendo caso omiso de puntos de vista contrarios.

Hansen recuerda: “Cuando asumí el cargo, el presupuesto de vivienda era de 150 millones de euros, hoye es de 250 millones. Esto ya es un hecho positivo”

La oficina Info’Logement se encuentra en 11, rue de Hollerich, y se puede llegar a 247 a 84.860.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*